Crónica Cadete Femenino B Alierta Augusto 38-Boscos 39

Partido de la segunda vuelta, ya conocíamos al rival y sabíamos que si luchábamos el partido desde el principio teníamos posibilidades de competirlo

 

Empieza el partido con las chicas un poco despistadas y con poca motivación. A pesar de los cambios, con la intención de despertar a las jugadoras, no conseguimos cambiar la dinámica del juego. Varios errores en defensa, y el poco acierto bajo el aro hacen que  acabe el primer cuarto 13-6, y caras largas en la pista.

 

El segundo cuarto parecía que no se iba a cambiar el ritmo del partido, y que todo seguiría así. Tras un parcial 10-0, con una diferencia de 17 puntos y un rival bastante confiado, las chicas empezaron a demostrar su juego. Los últimos cinco minutos del cuarto defendieron y lucharon el partido, y a pesar de que no pudimos reducir la diferencia con la que habíamos iniciado el cuarto, sí que las chicas vieron que el partido no estaba perdido, si se jugaba con calma. Al final, fuimos al descanso con el marcador 23-14.

 

Empezó el tercer cuarto, y parecía que habíamos conseguido nuestro propósito, la defensa era mucho mejor, y el juego más tranquilo. El ambiente en el campo era mucho mejor, y las chicas disfrutaban. Pese a ello, la defensa en zona del equipo rival, nos impidió reducir mucho la ventaja, ya que no tuvimos mucho acierto en los tiros. Este cuarto acabó, con un marcador 28-21,  habíamos reducido la ventaja en 2 puntos, pero aún quedaba mucho por hacer.

 

Los últimos 10 minutos del partido fueron muy intensos. En ningún momento se perdió la esperanza de cambiar el marcador, y eso fue lo que motivó a las chicas. Aumentamos la intensidad en defensa, y empezamos a correr en contraataques, algo que se nos da bastante bien. Así conseguimos igualar el marcador a tan solo 2 minutos del final. Un par de errores en defensa, hicieron que a tan solo 10 segundos del final perdiésemos de 1 punto. Estos 10 segundos fueron largos e intensos. Intentamos ir a robar el balón pero hicimos falta. Tras los dos tiros libres del rival, fallados, nos cogieron el rebote pero seguimos defiendo y a robar.  Hicimos una falta de nuevo y metieron uno de los dos tiros libres, por lo que el marcador era 2 abajo. Quedaban dos segundos de partido, y teníamos que anotar. Tras un tiempo muerto para relajar a las chicas, les dijimos que necesitamos un triple para ganar el partido, y así fue. Recibimos en la línea de 3 y anotamos, un segundo después sonó el pitido final, con un marcador 38-39.

 

Las chicas mostraron su alegría y esfuerzo, y vieron como si se trabaja se obtienen recompensas. A pesar de ello, hay que intentar corregir los errores y demostrar nuestro juego desde el minuto uno, por lo que tenemos que seguir entrenando, y disfrutando.

 

 

María Serrano e Irene Rabinal.

 

Esta entrada fue publicada en B Cadete femenino, Crónicas, Crónicas de Baloncesto, Resultados. Guarda el enlace permanente.