Crónica Iniciación Boscos 3 – 5 Agustín Gericó

Esta jornada nos tocó madrugar un poco más de lo habitual, pero llegamos a nuestro pabellón Salesiano más despiertos que nunca. Éramos conscientes de que esta segunda fase sería más complicada debido a la gran calidad y competitividad de nuestros rivales, y este partido sabíamos que iba a ser un partido duro, ya que nos enfrentábamos a nuestro gran rival Agustín Gericó, equipo contra el que ya jugamos muchas veces el año pasado.

El partido comenzó con ambos equipos muy concentrados en intentar conseguir la posesión del balón. Tras unos minutos de tanteo, se fueron creando las primeras ocasiones para ambos equipos. Diego Pardo fue una pesadilla para la defensa rival con sus internadas por banda, pero el primer gol llegó tras una genial contra en la que Daniel Villaverde, solo contra el portero, cedió el balón a Tomás Martínez para que éste metiera el gol. Según avanzó el partido se volvió más intenso, pero supimos sacar ventaja en el marcador y primero Daniel y luego Diego, también en un contraataque, consiguieron anotar tras grandes jugadas. Bajo los palos, Mario Espuelas levantó un muro y realizó una actuación perfecta. Mientras tanto, Javier Layús nos dio una lección de controles orientados, pases al hueco y cómo se debe defender al rival.

Tras el descanso el objetivo estaba claro, seguir jugando igual de intensos que en la primera. Por desgracia, unos despejes hacia el centro en vez de hacia las bandas nos costaron dos goles casi seguidos, y el rival se metió en partido. Poco a poco la intensidad del partido fue subiendo así como el ambiente, pero a pesar del ruido nuestra grada nos animó a la perfección. Ángel Pérez se puso serio en defensa y cortó muchos pases rivales, también nos dejó pases al hueco medidos para nuestras bandas. Hugo Sancho realizó un muy buen partido en la zona ofensiva, presionando su defensa y jugando el balón hacia los lados, también tuvo opción de marcar gol pero en el último momento se la quitaron por muy poco. Rubén Gayán demostró, de nuevo, tener esa garra que tanto necesitábamos en el equipo, contagiando nuestras ganas de pelar cada balón como si fuese el último. Después de un tiempo muerto para intentar remontar el partido, intentamos abrir el campo y jugar como sabemos, empezando desde atrás y cambiando el balón de banda. Agustín Gericó supo aprovechar muy bien sus veloces jugadores y en dos contras sentenciaron el encuentro, elevando el balón por encima de nuestro portero, imparables.

Ya a la desesperada lo intentamos mandando balones hacia arriba y colgando balones al área, pero su defensa se mostró firme y no nos dejó opción de recortar distancias. Con el partido acabado, saludamos deportivamente a los rivales y al árbitro y ya estamos esperando con ganas el próximo partido para seguir mejorando. Genial esfuerzo que han demostrado nuestros pequeños a pesar de los resultados (que es lo de menos), seguimos teniendo un comportamiento ejemplar y sobre todo disfrutamos haciendo lo que más nos gusta ¡jugar a fútbol sala con nuestros amigos!

 

Miguel Sanz

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crónicas, Crónicas de Fútbol sala, F Iniciación, Resultados. Guarda el enlace permanente.